Viernes 24 de Septiembre de 2021

Hoy es Viernes 24 de Septiembre de 2021 y son las 21:38 ES ÚNICA... ES COMO VOS!!!

  • 21.1º

4 de febrero de 2018

El ARA San Juan tenía la orden de espiar a la armada "pirata" en Malvinas

Así lo confirman documentos secretos de la misiones que tenía el buque argentino desaparecido en el fondo del mar. No te pierdas los detalles.

Se trata de los nuevos documentos secretos y confidenciales que debieron presentar el auditor de la Armada Argentina y el ministro de Defensa

Oscar Aguad

al Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de la jueza Marta Yañez.

Habría al menos dos misiones de floja legalidad por parte del submarino desaparecido.

En primer lugar, según la "Orden de Operaciones del Comando de la Fuerza de Submarinos" N° 04/17, fechada el 24 de octubre de 2017,  el submarino

ARA San Juan

 debía "obtener reconocimiento preciso" y "localización, identificación, registro fotográfico/fílmico" de aeronaves militares y logística (RAF 130) que responden a la gobernación de las Islas Malvinas y a la Real Fuerza Aérea británica. El escrito precisa que debía recolectar información sobre varios buques, entre ellos el "BP CFL HUNTER", el "HMS CLYDE" y el "FPV PROTEGAT" .

La instrucción, está rotulada como "confidencial" por la comandancia de la Armada. Además de fiscalizar la presencia de pesqueros extranjeros que desarrollan su tarea comercial "fuera de las 200 millas", la tripulación tenía la misión de realizar inteligencia sobre parte de la flota y la aviación de guerra y comercial inglesa con base en las Islas Malvinas. El dato, desconocido hasta hoy, fue negado ante reiteradas consultas periodísticas y de los familiares de los tripulantes por el Ministerio de Defensa y por la Armada.

Es por esto, que diversas fuentes militares, no descartan la teoría de que el submarino

ARA San Juan

haya sido detectado por la armada británica, lo que daría una explicación a por qué el navío de guerra argentino era vigilado por de cerca por un submarino nuclear en su última misión. Hasta ahora, se desconoce si inclusive este seguimiento fue reportado nuevamente por el capitán del submarino, Pedro Martín Fernández, en la última navegación de la nave comenzada en Usuahia, Tierra del Fuego.

Además, parte de la zona hacia donde había sido destinado el submarino está señalada como de prohibición de pesca para buques no autorizados por la gobernación de las Islas Malvinas y es patrullada por naves rápidas inglesas.

Para que no queden dudas sobre la zona en la que el submarino desaparecido debía realizar sus operaciones de fotografía, localización e identificación, la orden estableció un área de patrullaje denominada "Juliana".

COMPARTIR:

Comentarios